¿Aún no conoces el Fitboxing?

En los últimos años, nuevas disciplinas de gimnasio tales como el crossfit, el kickboxing o el fitboxing se han convertido en las preferidas para millones de personas en todo el mundo.

El fitboxing es una nueva técnica que concentra los beneficios de realizar ejercicios tanto de fitness como de boxeo. Tiene su origen en Estados Unidos y se trata de una combinación de técnicas de deportes de combate (boxeo, kickboxing, muay thai y crossfit) utilizadas para mantenerse en forma.

En esta práctica no existe contacto, ni se compite contra ningún contrincante, ya que todos los golpes se dan contra el saco. Normalmente se realiza en sesiones de alta intensidad, de entre 45 y 60 minutos y se pueden llegar a quemar hasta 1000 calorías (depende del tiempo y de la intensidad).

Se trata de un entrenamiento muy completo en el que se combinan ejercicios con el propio peso corporal, saltos, ejercicios de coordinación y equilibrio, con los que se mejora la fuerza y resistencia del cuerpo, así como la velocidad y la agilidad. Asimismo, el golpeo del saco permite liberar estrés, descargando una gran energía.

El fitboxing requiere de una fase de aprendizaje y adaptación a ciertas técnicas y combinación de golpes que cada persona va aprendiendo y perfeccionando hasta conseguir una técnica personal.

Las sesiones de entrenamiento suelen comenzar con una primera fase de calentamiento de unos 15 minutos de duración, en la que se combinan ejercicios de cardio y tonificación para ejercitar todos los músculos.

La siguiente fase se suele dividir en 8 rounds de 2 minutos de trabajo con el saco al ritmo de la música, combinados con otros 8 ejercicios de 1 minuto con el propio peso corporal. Es la parte más intensa y la más importante de la sesión para el deportista.

La última parte, y con el objetivo de dar un punto de intensidad al entrenamiento, consiste en un circuito (entrenamiento funcional) de unos 10 minutos, en el que se utilizan distintos accesorios como balones medicinales, combas, etc. para aumentar la fuerza y resistencia. Esta parte se adaptará en cuanto a intensidad a cada grupo de deportistas, en función de su condición física.

Se finaliza con 6 minutos de tonificación y otros 10 minutos de estiramientos. Los estiramientos son muy importantes para evitar lesiones y mantener los músculos saludables.

Como se puede observar, son múltiples los beneficios que aporta el fitboxing, al combinar la fuerza, agilidad y coordinación del boxeo, con la resistencia y motivación que aportan las coreografías del fitness.

Las sesiones se pueden adaptar a todos los públicos, teniendo en cuenta la forma física de cada uno de ellos y prestando especial atención a aquéllos que se están iniciando en esta disciplina.

Si estás pensando en iniciarte en el fitboxing, no dudes en venir a visitarnos para hacerte con todo el material deportivo que necesitas para tus entrenamientos.

En El Bronx ofrecemos guantes y vendas de una gran calidad para que des lo mejor de ti en cada sesión y a la vez te diviertas entrenando.

Visita la página web y encuentra todos los artículos deportivos que estás buscando al mejor precio: https://boxbronx.com/

¡Ponte tus guantes!

Leave a Reply