Beneficios de que los jóvenes practiquen boxeo

Hoy en día muchos padres se preocupan por la excesiva exposición a la tecnología de sus hijos, desde edades tempranas.

Los niños en edad preescolar, que están adquiriendo nuevas habilidades sociales y cognitivas a un ritmo impresionante, muchas veces se pasan gran cantidad de horas pegados a un iPad o smartphone.

La adolescencia es un período igualmente importante y de rápido desarrollo, por lo que el control de los jóvenes en el uso de la tecnología cobra incluso mayor importancia.

Estudios demuestran los beneficios que aporta la realización regular de deporte en el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos.

A través del deporte, los pequeños aprenden que el logro de objetivos requiere de una etapa de aprendizaje, sacrificio y esfuerzo, y les ayuda a entender que hay que trabajar para obtener resultados. Además, aprenden a disfrutar de los logros y a aceptar las derrotas.

El entrenamiento junto a otros compañeros fomenta la socialización, la integración y la confianza en sí mismos, potenciando el compartir experiencias y disfrutar de los sentimientos propios de formar parte de un equipo; colaborar unos con los otros, ayudarse, sacrificarse y luchar por un objetivo común.

El boxeo como deporte para los más pequeños ayuda a prevenir problemas como el sedentarismo y la obesidad, y favorece la relajación y la descarga de tensiones presentes en niños y adolescentes.

En el boxeo, a los niños se les enseña cómo establecer metas para ellos mismos. Los pequeños objetivos que se pueden lograr hacen que los niños se sienten bien consigo mismos aumentando su autoestima.

Los niños aman los desafíos y en el boxeo, como en cualquier deporte, practican día a día cómo superarlos. El progreso de sus entrenamientos se va viendo reconocido y es una fuente de motivación tanto para el ámbito deportivo como para su vida en general.

Aprenden también que hay batallas que se pierden, y hay que ser fuerte para poder afrontarlo y conocen de primera mano el buen sabor de los triunfos conseguidos. Es una manera de ayudar a los niños que tienen poca tolerancia a la frustración.

El boxeo es un deporte muy exigente físicamente y requiere una gran concentración. En los entrenamientos, se pone a prueba de manera frecuente la fuerza mental de los deportistas, lo que eleva el rendimiento mental de los jóvenes.

Gracias a la disciplina los pequeños aprenden a ser más organizados, muestran más interés por los aprendizajes, mantienen mayor atención en el aula y, en muchas ocasiones, obtienen un mejor rendimiento escolar.

Aprender golpes de lucha, como pinchazos, ganchos y cruces pueden preparar a tu hijo para defenderse, si fuera necesario. El boxeo aplica técnicas apropiadas y trabajo de pies que aumenta la velocidad y la conciencia.

El boxeo enseña a los niños a respetar a sus compañeros y a su entrenador (personas con autoridad), transmitiendo un valor educacional muy positivo.

Si estás pensando en introducir a tu hijo en el boxeo como deporte, no dudes en elegir la mejor equipación para sus entrenamientos. Descubre en El Bronx la sección El Bronx Kids, donde encontrarás todo lo necesario para un buen entrenamiento. Cascos, guantes, espinilleras, bucales, vendas y mucho más te esperan en nuestra tienda física en la calle Bravo Murillo 213 o en nuestra página web: https://boxbronx.com.

¡Te estamos esperando!

Leave a Reply