La importancia de elegir un buen casco de boxeo

La importancia de elegir un buen casco de boxeo

En deportes como el boxeo, el casco es imprescindible cuando se empieza a guantear para evitar todo tipo de lesiones o daños en el cráneo.

Algunas veces, en especial los boxeadores principiantes, se quejan de que el uso del casco les resulta incómodo, pero no olvidemos que su uso es de gran importancia y que el principal motivo por el que lo rechazan es que no han encontrado un buen casco.

Los golpes en la cara, especialmente en el boxeo, el full contact o las artes marciales mixtas (MMA), son muy frecuentes y a veces tan violentos que pueden causar fracturas, traumatismos craneales y daños cerebrales irreparables.

Por tanto, la elección de un buen casco es una decisión muy importante.

La mayoría de los cascos son abiertos. Este tipo de casco contiene una protección de pómulos, rodea el cráneo y tiene una correa para la barbilla para asegurar el casco.

El casco cerrado es el más seguro y cubre prácticamente la totalidad de la cabeza. Tiene protección frontal cubriendo toda la frente, acolchado en los pómulos y protección de barbilla.

El cierre de este tipo de casco es de velcro por la parte de atrás y se ajusta perfectamente. Algunos modelos tienen en la parte superior del casco unas cuerdas para ajustar al máximo y adaptarse a todo tipo de cabeza.

Usando este tipo de casco, el luchador está protegido contra los golpes o las técnicas de combate que no se prevén, ya que un casco bien ajustado no se desliza y amortigua los choques.

Como elegir un casco de Boxeo

Algunos criterios que debes tener en cuenta a la hora de elegir un casco son:

La durabilidad del casco

Un buen casco puede durar unos diez años, incluso varios años más, si el tamaño de la cabeza permanece igual. Es necesario comprar uno de calidad, aunque sea más caro, porque te costará menos que renovar un equipo de boxeo barato cada año.

El tamaño de la cabeza

Un casco demasiado pequeño o demasiado grande desestabilizará al boxeador. Si el casco es demasiado pequeño será difícil de poner y puede ser doloroso si es demasiado estrecho.

Por el contrario, un casco demasiado grande afectará a la comodidad, ya que, en un golpe, puede darse la vuelta e impedir la visibilidad al boxeador.

El forro del casco

Si es demasiado suave, el casco se deslizará y no veremos nada, poniéndoselo fácil al oponente. Su tamaño debe adaptarse a la persona que lo usa.

La mentonera del casco

Es la correa que va debajo de la mandíbula. Si está demasiado suelta, el casco se moverá y no tendremos tiempo para apretarlo en medio de un combate. Y si por el contrario está demasiado apretada, el boxeador sentirá una gran compresión.

La visibilidad del casco

Es importante que el casco te proporcione una buena visibilidad. De hecho, necesitas tener un campo de visión lo suficientemente grande durante un asalto como para ver llegar los golpes, esquivar, mantener la guardia o hacer un juego de pies trasero o lateral para atacar y contraatacar con golpes.

El relleno del casco

Si la espuma es demasiado delgada, será mejor comprar otro casco o prescindir de él. Si optas por una espuma de alta densidad, el casco se ajustará a la forma del cráneo después de varias semanas de uso, pero la espuma no se presionará contra la pared del casco en el primer año de uso.

Un casco hecho de tela ultraligera pasará desapercibido y, además de reducir el impacto de los golpes, ni siquiera lo sentirás.

Estética y gustos

A la hora de comprar un casco de boxeo, también debes tener en cuenta tu propio estilo. Elige los colores y diseños que más te gustan.

En El Bronx podrás elegir entre una amplia gama de diseños y modelos de calidad, tanto para tus entrenamientos como tus combates.

Tenemos cascos para todos los niveles y con la máxima protección garantizada. Visita la web: www.boxbronx.com y descubre cuál es el que más se ajusta a tus necesidades.

Leave a Reply