¿Sabes cuál es el origen del saco de entrenamiento?

Los sacos de piel son muy utilizados en los entrenamientos de artes marciales y deportes de combate ya que su uso proporciona fuerza al golpe. Aunque se suele pensar que está lleno de arena por su nombre coloquial (saco de arena), su interior está relleno de tejidos, algodón o gomaespuma y, solo en el fondo, puede incluirse una parte de arena para que el saco vuelva a su posición original tras recibir el golpe.


El origen del saco de boxeo se remonta a la antigua Grecia. Surgieron en el siglo VIII a.C., cuando en las antiguas polis (ciudades) griegas se practicaba el boxeo griego antiguo (Pygmachia, que significa «lucha con los puños» y que pasó a ser pugilatus en latín).


Aunque no se conoce mucho de este deporte en aquella época, se sabe que el boxeo con guantes era practicado por los antiguos atletas griegos con frecuencia. Los sacos que utilizaban en sus entrenamientos eran rellenados de tierra, mijo o harina y se llamaban korykos.


¿Cómo elegir tu saco de boxeo?

Hay una gran variedad de sacos de entrenamiento en el mercado. Elegir un buen saco depende de distintos factores, como el uso que se le vaya a dar (dependiendo del deporte de contacto que sea), la experiencia del boxeador, o la calidad del material que se requiera.


En cuanto al material de fabricación, podemos encontrar la piel natural, piel sintética, tela y plástico. Normalmente, cuando se rellena un saco de boxeo, la parte de abajo suele quedar más dura (para practicar las patadas) y la parte superior más blanda (para los golpes de puños).


La primera diferencia notable es el precio. Los sacos de entrenamiento de piel natural o cuero son más caros, pero ofrecen una mayor calidad y durabilidad. Requieren más cuidados que los de piel sintética o plástico (como secar el sudor tras un entrenamiento y utilizar cremas apropiadas para el cuidado de la piel).


Los sacos de boxeo de lona o tela son también de gran resistencia y tienen la ventaja de que las reparaciones son mucho más sencillas y económicas. La principal desventaja de este tipo de sacos es que son muy incómodos si entrenas sin guantes.


Los sacos de entrenamiento de piel sintética son una buena opción, ya que se gozará de la sensación de la piel, sin requerir los cuidados de la piel auténtica. Como desventaja, cabe destacar que la durabilidad no es la misma.


Finalmente, los sacos de boxeo de plástico son los más económicos y los menos profesionales.


Otro de los factores que influirán en nuestro entrenamiento es el peso del saco. Para alguien que está comenzando sus primeros entrenamientos, un saco muy pesado le puede producir lesiones ya que las articulaciones y huesos sufren con cada golpe. Con un saco ligero, los golpes rebotarán y será más fácil golpear (pero un saco muy ligero no ayuda a mejorar tu técnica).


El relleno del saco también influirá en nuestras sensaciones en nuestros entrenamientos. Hay varios tipos de relleno (agua, trozos de tela, bolitas de gel, etc.).


Normalmente las dimensiones del saco de entrenamiento van desde 120 a 180 centímetros de altura y 40 centímetros de diámetro. Suspendido en el techo, o de la pared, recrea un adversario ficticio con el que el deportista se entrena, golpeándolo con facilidad.


Si ya te has decidido por tu saco de boxeo, no dudes en visitar nuestra página web www.boxbrobx.com o venir a visitarnos en la calle Bravo Murillo 213. ¡Descubre la amplia gama de productos que tenemos para ti a los mejores precios!

Leave a Reply